Tabernáculo de la Fé

El Homosexualismo y la Biblia

El Homosexualismo y la Biblia

 

1

Por Apóstol. Manuel A Ruíz

El tema que estamos abordando con este escrito, lo hacemos en calidad de CONSEJERO ESPIRITUAL Y PASTOR DE ALMAS, con la sinceridad y entereza que nos caracteriza, con el propósito fundamental de orientar, prevenir, ayudar y propugnar redención a los necesitados al respecto. Está muy lejos de nuestra mente ultrajar, incomodar o desacreditar a persona alguna; todo lo contrario, pretendemos ilustrar sobre la HOMOSEXUALIDAD Y LA BIBLIA, para conocimiento de la ciudadanía en PANAMÁ. Teológicamente hablando, la SANTA BIBLIA es sumamente clara y explícita, cuando nos exhorta sobre aberraciones sexuales y prácticas de homosexualismo y lesbianismo. LA IGLESIA CRISTIANA tiene el deber de dar luces y ayudar a todas las personas, mostrando misericordia humana, porque DIOS no hace acepción de personas. Respetables lector, espero como TEÓLOGO Y CONSEJERO ESPIRITUAL, que pueda ser ilustrado sobre la divina voluntad de DIOS y que acepte y entienda que la SANTA BIBLIA es una herencia que el todopoderoso pone a su enlace para bendecirlo y no para maldecirlo.

El apóstol San Pablo sobre el particular nos habla de la siguiente manera: “NO ERRÉIS; NI LOS AFEMINADOS; NI LOS QUE SE ECHAN CON VARONES, HEREDARÁN EL REINO DE DIOS”. (1 Corintios 6; 9-10)

Desde tiempos antiquísimos, el DIOS de la BIBLIA censura con vehemencia el HOMOSEXUALISMO, razón por la cual dictó leyes sobre esta práctica sexual entre varones. Podemos observar que Jehová Dios, ordenó a MOISÉS aplicar leyes al pueblo judío sobre estas prácticas prohibidas.

“NO TE ECHARÁS CON VARÓN COMO MUJER; ES ABOMINACIÓN”. “NI CON NINGÚN ANIMAL TENDRÁS AYUNTAMIENTO AMANCILLANDOTE CON ÉL, NI MUJER ALGUNA SE PONDRÁ DELANTE DE ANIMAL PARA AYUNTARSE CON ÉL; ES PERVERSIÓN”. (Levítico 18; 22-23)

El pueblo HEBREO guardaba y practicaba los preceptos, mandamientos, y ordenanzas contenidas en el PENTATEUCO (Los primeros cinco libros de la biblia), de una manera muy ortodoxa. El libro de LEVÍTICO prohíbe y señala los actos de inmoralidad. En el primer libro de la BIBLIA. (Génesis, Capítulo 19), se narra la triste historia de las ciudades de SODOMA Y GOMORRA, donde los habitantes practicaban abundantes actos de HOMOSEXUALISMO y de INMORALIDAD, razón por la cual se utiliza hoy el término “SODOMÍA”, para definir actos sexuales impropios. La SANTA BIBLIA sostiene que dos ángeles llegaron a SODOMA a la casa de “LOT” (sobrino de ABRAHAM), y los varones del pueblo rodearon la casa, con intenciones de tener relaciones sexuales con los dos ángeles, porque deseaban ayuntarse con algún varón. “LOT” para defender a los ángeles les ofreció sus (2) hijas, mas ellos no querían mujer, sino varones, por lo que los ángeles ordenaron caer ceguera sobre ellos. SODOMA Y GOMORRA fue destruida por manos de DIOS, con fuego y azufre, por la enorme perversión de los habitantes.

El apóstol SAN PABLO en forma enérgica se manifiesta de la siguiente manera:

“PUES AUN LAS MUJERES CAMBIARON EL USO NATURAL POR EL QUE ES CONTRA NATURALEZA”. “DE IGUAL MODO TAMBIÉN LOS HOMBRES, DEJANDO EL USO NATURAL DE LA MUJER, SE ENCENDIERON EN SU LASCIVIA UNOS CON OTROS, COMETIENDO HECHOS VERGONZOSOS HOMBRES CON HOMBRE”. (Romanos 1; 26-27)

No hay la menor duda de que la SANTA BIBLIA rechaza y condena todo acto abominable de HOMOSEXUALISMO, si los ciudadanos de esta nación, pretendemos llamarnos cristianos, debemos empezar por leer y respetar el Canon Santo, la SANTA BIBLIA, que revela al Señor JESUCRISTO, como la esperanza para la humanidad; búscalo hoy.

 

                       Escrito y realizado por el Apóstol Manuel A. Ruiz

                                                          Miércoles, 1 de junio De 2016

                                                  En el diario el Siglo de Panamá