Tabernáculo de la Fé

El valor del primer amor cristiano

El valor del primer amor cristiano

Imagen1

Por Apóstol. Manuel A Ruíz

La Santa Biblia nos habla acerca del primer amor y el libro de Apocalipsis 2; 3-5 dice lo siguiente:

“Y HAS SUFRIDO, Y HAS TENIDO PACIENCIA, Y HAS TRABAJADO ARDUAMENTE POR AMOR DE MI NOMBRE, Y NO HAS  DESMAYADO.

PERO TENGO CONTRA TI, QUE HAS DEJADO TU PRIMER AMOR. RECUERDA, POR TANTO, DE DONDE HAS CAIDO, Y ARREPIENTETE, Y HAZ LAS PRIMERAS OBRAS; PUES SI NO, VENDRE PRONTO A TI, Y QUITARE TU CANDELERO DE SU LUGAR, SI NO TE HUBIERES ARREPENTIDO”

DIOS conocía la condición de la Iglesia de Efeso, conocía sus obras, arduo trabajo, su paciencia, ellos tenían grandes virtudes, eran muy esforzados y celosos de la sana doctrina. Bajo tales perspectivas todos aparentaban estar en el debido orden, pero DIOS, que conoce el corazón y la intención de “los hombres”, sabía que ellos habían abandonado su PRIMER AMOR.

Respetables lectores, no podemos servir al Señor como mejor nos parece. Cuando llegamos a los pies de Cristo, llegamos con un corazón verdaderamente arrepentido, y dicen las Santas Escrituras en el Salmo 51; 17

“AL CORAZON CONTRITO Y HUMILLADO NO DESPRECIARAS TU, OH DIOS”

El Señor nos recibe, y nos impregna con su amor, por ello, en nuestras vidas empiezan a correr ríos de agua viva, entonces, somos capaces de transmitir ese amor de Cristo a otras personas, predicándoles sobre aquel que ofrendó su vida por nosotros. Pero algo ocurre, algunos con el transcurrir del tiempo, van dejando a un lado aquel amor con el cual conocieron al Salvador. Amados lectores, deseo llamar poderosamente su atención hacia este FENOMENO, y es que en lugar de incrementarse este amor, ocurre lo contrario, va desvaneciéndose. Sin embargo, continuamos haciendo la obra de Dios? Aunque hayamos perdido el primer amor, aquel amor que nos llevó a compartir con familiares, amigos y compañeros, y a muchos llevó a los pies de DIOS. Algunos han hecho alusión a que debido a un crecimiento espiritual, uno va dejando la inmadurez a un lado; entonces, si esto es así, ¿Por qué el Señor le recrimina a la Iglesia de Efeso por haber dejado su PRIMER AMOR?

Amigos míos, no podemos atender la obra de DIOS sin sentir amor, nuestro Señor sintió compasión por las almas. Compasión significa SENTIMIENTO DE TERNURA y esto por supuesto, es derivado del AMOR. NO podemos hacer nada eficazmente, si lo que hacemos no lleva sentimientos de amor. Vemos en ocasiones, como hay ministerios estancados, y se preguntan alguno, ¿Por qué razón no avanzamos y crecemos para dar buenos frutos? En realidad, si nos detenemos a hacer un análisis concienzudo, nos daremos cuenta que todo radica en la pérdida del primer amor. Si no hay amor no habrá avivamiento, no habrá señales ni prodigios. Amados lectores es necesario retomar la bandera del amor, porque de otra forma, no podremos ganar a PANAMA para CRISTO.

Con mucha tristeza observo como las ovejas (las almas), se pasan a otro redil. Esto debe ser un indicativo de que algo anda mal, y en ocasiones esa indiferencia es síntoma de que se ha perdido de PRIMER AMOR. El amor es eterno y nunca debe morir en nosotros. La Biblia nos dice.

“Y AHORA PERMANECEN LA FE, LA ESPERANZA Y EL AMOR, ESTOS TRES, PERO EL MAYOR DE ELLOS ES EL AMOR”

(1Corintios 13; 13)

Conservemos nuestro PRIMER AMOR, y nuestras vidas darán destellos de luz.

 

                       Escrito y realizado por el Apóstol Manuel A. Ruiz

                                                          Domingo, 7 de Junio De 1998

                                                  En el diario la Estrella de Panamá