Tabernáculo de la Fé

Jesucristo el ejemplo perfecto del Pastor

Jesucristo el ejemplo perfecto del Pastor

 

 

Por el Apóstol Manuel A. Ruíz

La Santa Biblia, conforme al Evangelio según Juan capítulo 10, versículo 11, define al Señor JESUCRISTO como el buen PASTOR.  “Yo soy el buen pastor, el buen pastor su vida da por las ovejas” 

La Metodología o forma didáctica del Señor JESUCRISTO, hace casi 2000 años era precisamente a través de parábolas. Las Sagradas Escrituras están llenas de parábolas muy edificantes, a través de las cuales se dictaba docencia al vulgo de aquel entonces, una parábola puede definirse como una narración de un suceso fingido, del que se deduce por comparación o semejanza, una verdad importante o una enseñanza moral o espiritual. El Señor Jesucristo tomaba como ejemplo fácil y aplicable, la comparación de las cosas cotidianas de la vida, para enseñar y revelar una gran verdad a los hombres. En otras palabras, las metáforas y alegorías, eran parte muy frecuente de la didáctica de JESÚS . La biblia está cargada de parábolas muy enriquecedoras.

En la Parábola del cual nos ocuparemos hoy (JESÚS EL BUEN PASTOR) , observamos que el SEÑOR JESUCRISTO se pronuncia personalmente, y él mismo se hace llamar “EL BUEN PASTOR”. En la Palestina de ayer, era muy frecuente el trabajo del pastor y las ovejas. La Gran Mayoría de los habitantes del área conocían y practicaban esta actividad, razón fundamental por el cual JESÚS para enseñarles con ejemplos muy claros, habla en sentido figurado (PARÁBOLAS)  porque era la práctica y trabajo que la gran masa de la población conocía a la sociedad en aquel entonces no todos sabían escribir y leer, y mucho menos interpretar doctrinas como del EVANGELIO la cual revolucionaria al mundo entero. Sin Embargo, todos prácticamente unánimes, sabían lo que era un pastor y una oveja. La Biblia data de tiempos inmemoriales y muy a pesar de ello, la didáctica a través de las parábolas nos sigue enseñando y dejando perplejos hoy.

Cuando el Señor JESUCRISTO se pronuncia como el buen pastor, no hay menos duda de quien es la cabeza de la iglesia Cristiana. EL POLITEÍSMO que existe en muchos grupos cristianos, sectas y asociaciones afines, definitivamente empaña el rostro y autoridad de JESÚS como pastor. El Apóstol Pedro, en su 1° epístola universal, con relación al pastor y cabeza de la Iglesia de Cristo, nos dice lo siguiente: “Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria” ( 1° Pedro 5:4)

El Señor Jesucristo ofrendó su vida en la cruz del calvario, para redimir y perdonar a la humanidad. En Otras palabras, el buen Pastor su vida dio por las ovejas. Respetables lectores, todos sabemos y entendemos que el perdón entre los hombres, es muy difícil y hasta problemático. A Cristo Jesús, en su obra salvífica no le importó el color de piel, la clase sociales del individuo, su condición económica o política, su nacionalidad o tipo de pecado que haya hecho. JESUCRISTO DE NAZARETH, como autentico y fidedigno Pastor de alamas, se inmoló por las ovejas para brindarles salvación. El Apóstol Pablo, define la Misericordia de Dios, en una forma magistral.

“Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”(Romanos 5:8)

Amados Lectores, sin el evangelio de Cristo Jesús, no hay Cristianismo, no se equivoque, acérquese a la Biblia, para que sea sabio.

 

 

Escrito y Realizado por el Apóstol Manuel A. Ruíz

Sábado, 7 de marzo de 1998

En el diario, La Estrella de Panamá