Tabernáculo de la Fé

La atención de la salud, derecho inalienable de todos los panameños

La atención de la salud, derecho inalienable de todos los panameños

2

Por Apóstol. Manuel A Ruíz

La colectividad panameña se muestra perpleja ante la intransigencia del gremio médico, quienes al paso de la discusión de un anteproyecto de ley que crea una empresa autónoma para administrar la salud de todo el país, han decidido realizar una HUELGA poniendo en PELIGRO la salud de la mayoría de la población. Los problemas generados por la falta de agua potable, debido a la sequía prolongada, sobre todo en la niñez, hacen critica la situación, y si a ello le sumamos la paralización de labores por parte de quienes están facultados para atender estos y otros casos de ATENCIÓN IMPOSTERGABLE, dejan un sombrío panorama y mucho que decir de quienes tienen la sagrada misión de velar por la salud de TODA la población.

Indudablemente cada gremio tiene derecho a defender sus intereses cuando vea que estos son amenazados, y cuenta con los recursos necesarios para frenar lo que se considera lesivo; sin embargo, cuando se trata del aspecto salud, en donde nuestros ciudadanos difícilmente pueden salir adelante, para nosotros es inconcebible que sean precisamente los médicos, quienes por juramento hipocrático deben DEFENDER Y PRESERVAR la vida en cualquiera de sus formas, los que se lancen a una huelga, cuyos objetivos no están del todo claros para la población, quienes han mostrado su descontento ante la drástica medida de adoptar, y que tiene como únicos perjudicados a la gran MAYORÍA de los enfermos y pacientes en los hospitales.

En anteriores ocasiones he manifestado que para que nuestra nación se enrumbe hacia senderos de progreso, los sectores influyentes en lo social, económico y político, deben aprender a disentir con altura, a plantear sensatamente sus propuestas y abandonar definitivamente la politiquería mezquina y anacrónica, que siempre lleva la negociación a los extremos y que también afecta radicalmente a los intereses de las mayorías por posiciones intransigentes y poco serias. Creo que los médicos deben RECONSIDERAR su actitud y, como personas con sano juicio y solvencia moral, agotar todas las instancias para resolver sus diferencias, para la tranquilidad de toda la población, la cual se sobrecoge cada vez que un gremio anuncia una huelga como primera medida, cuando esta DEBE SER LA ULTIMA, y contando con el firme y decidido apoyo de la mayoría de la población.

Nuestro país no escapa de la corriente de la MODERNIZACIÓN, que implica muchas veces reestructura o reformar totalmente los viejos esquemas de todas las áreas del quehacer cotidiano, cuyos representantes verán con recelo y temor que, para modernizar, hay que erradicar estructuras inservibles, que no hacen peldaños sino más bien estorban el progreso del país. No queremos decir con esto que estamos de acuerdo con todo lo que a modernización se refiere, pero cuando la innovación se explica de manera COHERENTE y se analiza concienzudamente, llegando luego a la conclusión de que es más beneficiosa que perjudicial, entonces permitamos que se implemente y vigilemos su desarrollo, solo el tiempo dirá si tuvimos razón o no. Apreciados lectores, todos los panameños tenemos DERECHO a que nuestra salud sea adecuadamente atendida todos los días del año, y tenemos el DEBER de preservar y cuidar el patrimonio que nuestro aporte y el de las empresas realizan para que funcione a plena capacidad. Nuestro deseo es que así se mantenga, y funcione a plena capacidad. Nuestro deseo es que así se mantenga, y que la atención que merecemos TODOS los panameños no se vea en peligro.

                       Escrito y realizado por el Apóstol Manuel A. Ruiz

Sábado, 28 de marzo De 1998

                                                    En el diario la Estrella de Panamá