Tabernáculo de la Fé

“La Autoridad espiritual en el cristiano”

“La Autoridad espiritual en el cristiano”

 

 

 

Durante su paso por el mundo, nuestro Señor Jesucristo se encargo personalmente de los graves y profundos problemas que aquejaban a su nación, trayendo a través de su obra de ENSEÑANZA, PREDICACIÓN Y SANIDAD, el alivio físico y espiritual del pueblo. Una gran cantidad de personas acudían a el solamente porque tenían consigo una enfermedad, muchas veces incurables o aun congénita, pero Cristo nunca negó auxilio a las personas que solicitaban ayuda, no importaba la distancia a recorrer o quien fuera la persona a auxiliar. Sin Embargo, Cristo tenía una misión aún mas trascendental, la cual era la redención de la humanidad a través de su muerte en la cruz, y su posterior resurrección. Era necesario entonces delegar la tarea de enseñar, predicar, sanar al cuerpo que el intuyó la cual se conoce como la IGLESIA.

La Iglesia está constituida por hombres y mujeres que han abrazado el evangelio de Jesucristo, dejando que Dios transforme sus vidas y haciendo de ellos personas SALUDABLES, SANTAS, DE BUEN NOMBRE Y SOBRE TOSOS SALVOS por la gracia de Dios. A cada miembro de la iglesia, Cristo ha delegado AUTORIDAD ESPIRITUAL sobre todas las cosas, esto incluye poder sobre los demonios, los cuales producen muchas de las enfermedades que conocemos y sobre toda enfermedad producida por causas no demoniacas. En sanidades (1ra Corintios 12:9). Lo importante que tenemos que entender, es el tipo de autoridade que Dios ha puesto en las manos de la iglesia y como la usa para extender el reino de Dios en nuestros días. El mandato legado por Jesucristo a su iglesia a la letra dice:

“HE AQUÍ YO OS DOY POTESTAD DE HOLLAR SERPIENTES Y ESCORPIONES, Y SOBRE TODA FUERZA DEL ENEMIGO, Y NADA OS DAÑARÁ”.

Observamos dos palabras que denotan la autoridad que él nos delegó. La palabra POTESTAD viene del griego EXOUSIA y significa una delegación de autoridad con todo lo que ello implica . Luego vemos la palabra fuerza que viene del griego “dunamis” que significa poder. En el contexto de este versículo el poder que tiene el enemigo, está basado fundamentalmente en el temor, pero carece de toda autoridad. Por lo tanto, los verdaderos creyentes podemos atar y reprender toda obra, acción o trabajo de satanás y sus agentes pues ellos reconocen que la autoridad en cuanto a lo espiritual pertenece a la iglesia de JESUCRISTO, es es a los redimidos por la sangre de Cristo, que viven una vida consagrada a dios y reconocen que es el soberano absoluto de sus vidas.

He descrito en otros artículos el trabajo infame que realiza la brujería criolla, la hechicería . la santería, vudú,etc. y como se aprovechan de la ignorancia de la sociedad y el peligro real de quedar en las garras de satanás, si no se busca un pronto auxilio de Jesucristo dice el Apóstol Pablo.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12)

En otras palabras, la biblia define con toda claridad quienes son los enemigos espirituales de la iglesia y que ciertamente se valen de elementos humanos para sus fines. Delo que estoy hablando apreciado lector es de una franca y abierta guerra espiritual que se inició con la rebelión de satanás en los cielos y que se ha extendido a nuestros días. A mis hermanos de la fe, la iglesia militante de Jescucristo, les exhorto a permanecer en oración y combatiendo por el evangelio ya que Panamá todavía necesita muho del pan del cielo que es JESÚS.

 

Escrito y Realizado por el Apóstol Manuel A. Ruíz

Miércoles, 3 de Junio de 1998

En el diario, La Estrella de Panamá