Tabernáculo de la Fé

¿Por qué el rechazo a la fe Cristiana?

¿Por qué el rechazo a la fe Cristiana?

 

Gran Parte de nuestra sociedad, ha estado acostumbrada a la incredulidad y al materialismo, lo cual ha modelado en los seres humanos una conducta separada de uno de los aspectos más importante para el hombre, LA FE CRISTIANA.

Es la FE CRISTIANA, un código de vida para todo el conglomerado humano, haciendo posible que entre nosotros existan los mejores vínculos humanitarios, sociales y aún hasta afectivos, además de ser la mayor posesión que alguien pueda tener, porque así tenemos comunión con DIOS NUESTRO CREADOR por medio de JESUCRISTO, autor y consumador de nuestra fe (HEBREOS 12:2)

Amigos lectores, muchos son los que cuestionado la fe cristiana, por considerarla como algo sin mucho valor y más aún, sin posibilidades de verificación “lógica” y “científica” . Es por ello que los incrédulos, se han dedicado legendaria mente, a tratar de socavar y respetarle importancia, esgrimiendo argumentos que día a día van desapareciendo, mientras que el CRISTIANISMO, sigue teniendo mayor vigencia y un arrollador crecimiento  en el mundos entero, transformando a millones de personas. Entretanto que la FE ACTIVA en Cristo JESÚS nos da seguridad y garantía de satisfacción y felicidad, un sin números de incrédulos, con todo y sus rigurosos en intelectuales argumentos y teorías, tienen y han tenido una vida vacía y llena de angustias, por ello el conocido incrédulo Voltaire, escribió de sí “Desearía no haber nacido nunca”. Sin Embargo, otro connotado incrédulo, Jean Paul Sartre, momentos antes de morir , en presencia de una enfermera confesó: “Dios siempre te he negado, porque no creía en ti, pero ahora me arrepiento” . Uno estaba hastiado de la vida, a pesar que a uno de los grandes pensadores de su época, mientras que el otro, un prolífico escritor y expositor contemporáneo de las ideas “ateas” en su lecho de muerte reconoció haber equivocado  toda su vida y aceptó la FE CRISTIANA.

Apreciados Lectores, otro de los aspectos que no permite al hombre vivir la fe cristiana, es el materialismo. esta nefasta condición, tiene cautiva a gran parte de la humanidad bajo los criterios de conseguir y disfrutar todo lo material sobre todas las demás cosas, porque en ello consiste el “disfrute de la vida” y así, muchos son los que se desviven por las muchas posesiones materiales y por el placer de la vida. Jay Gould, multimillonario norteamericano, al momento de morir dijo: “Supongo que soy el hombre mas miserable sobre la tierra”. Del mismo modo, Lord Byron, quien vivió una vida llena de placeres y de todas las comodidades escribió: “El gusano, el cáncer y la pena son solos míos”. Amigos, no pretendo decir que los bienes materiales sean malos, más bien, sería formidable que aquellos que tienen posesiones puedan disfrutarlas, pero con la seguridad de que la fe cristiana, les proporciona la mayor satisfacción para la vida.

Respetables amigos, el real sentido de la fe cristiana, es la restauración de la raza humana y la estabilidad física, social, emocional y sobre todo espiritual de los hombres y mujeres que habitan nuestro convulsionado planeta tierra. Con todo el respeto que me merecen los incrédulos y materialistas, pero con la verticalidad que me caracteriza debo manifestar que, mientras sus planeamientos y posturas desatan tormentas de sinsabores, vacío y soledad, la fe cristiana sigue avanzando en su conquista por la dignidad humana y demostrando con ejemplos claros y vivientes que tiene sentido y vale la pena tener fe en JESUCRISTO.

 Y nosotros no somos de los que se vuelven atrás y van a su condenación, sino de los que alcanzan la salvación porque tienen fe. (Hebreos 10:39)

 

Escrito y Realizado por el Apóstol Manuel A. Ruíz

Martes, 13 de Enero de 1998

En el diario, La Estrella de Panamá